El Menudo de “La Güera”

Como he dicho antes, encontrar un menudo, no es difícil. Cada colonia tiene siempre varios lugares que lo ofrecen. Sin embargo, para encontrar menudo excelente, hay que salir de nuestra zona de confort, un menudo excelente, hay que ir a buscarlo. A un par de cuadras del Monumental Estadio Jalisco, está el local de “La Güera”, abierto desde las 7am, ofreciendo desayunos deliciosos… y su menudo, bien vale la vuelta.

El local tiene dos enormes accesos por lo que está perfectamente iluminado y bien ventilado. El lugar idea para llegar a desayunar. Los espacios son amplios y largas mesas de acero inoxidable que pueden acomodar a toda la familia. Ricas salsas, cebolla picada, chiles enteros y molidos (un detalle que sólo había visto con Chito).  El menú, está impreso en varios lugares. Enchiladas, quesadillas, sopes… todo se ve y está delicioso. Pero ojo! Enfoque… el menudo es la estrella del lugar.

En una barrita, a la vista de todos, el equipo de señoras, elige las piezas de menudo que serán servidas, las cortan y colocan en un coladera, de acuerdo a la orden. Luego, con destreza, sumergen la carne en el cazo con caldo de menudo para calentar los trozos… dos o tres pases y se sirve en el plato. Luego, se vierte el caldo en el plato … a la distancia,  algo se ve diferente, algo se siente diferente !

El caldo del menudo en La Güera es lo que primero me llamó la atención, es de un color turbio claro, blancuzco, lleno de consistencia y cuerpo. Pero no es todo, el olor, a diferencia de otros menudos de menor calidad, huele rico. Es común que la gente relacione el menudo con olores “desagradables” e intensos…pero el menudo en La Güera huele delicioso. Todo parece diferente y entonces, dentro del caldo, aparecen los trozos de menudo.32446202630_12486da690_b

La carne es abundante y si tengo que elegir un par de palabras para describirla… diría que se ve radiante y limpia. Los colores del menudo son claros e intensos. Nunca había puesto tanta atención a los trozos de menudo. La pata es clara con una textura gelatinosa pero consistente. El callo firme, el libro suave y hasta la ranilla está en su punto. El labio tiene su tradicional color obscuro y es suave al punto que casi de desbarata en la boca . Incluso al hacer el pedido, las chicas meseras me hacen una recomendación y hablan de tema con una autoridad muy respetable! El plato está servido, el orégano, el limón y la cebolla están recién cortados, cuando llega un complemento diferente y especial… aguacate. Recién cortado, con sus colores y tonos verdes, el aguacate es un detalle que tampoco había visto en otra menudería, en lo personal, como que no lo veo siendo parte del menudo…PERO un taco de aguacate con una tortilla recién hecha y un puño de sal de grano, va bien con todo.

La menudería de La Güera tiene una combinación que cada vez es más difícil de encontrar… no solamente ofrece los deliciosos platillos, sino increíbles bebidas. Debería ser ilegal ofrecer desayunos y no tener jugos, es más, debería ser multa obligatoria desayunar con Coca. En fin, La Güera ofrece jugos y un café de olla exquisito. Así que tomamos una tortilla y damos la primer cucharada del menudo. Una revelación….

Podría tratar de describir lo rico de la carne, como está en su punto y logra una combinación perfecta entre sabor y consistencia. Podría también hablar de lo espectacular del caldo y como su consistencia es un poco más espesa de lo común, lleno de sabor que va excelente con el limón y las tortillas. Sin embargo, la experiencia va más allá. El menudo que pruebas en La Güera es un platillo lleno de tradición. El menudo en La Güera es una de las joyas más elusivas de la cocina callejera mexicana. El menudo en La Güera, es una receta familiar. Llena de detalles que lo hacen ser especial, diferente y único.  El menudo de La Güera no es solamente rico, es único y especial.

La absoluta limpieza de la carne, el caldo claro y espeso, el cuidado de los trozos y el detalle de los acompañamientos, las tortillas, el jugo, el café de olla y hasta los cubiertos… todo está cuidado. La mismísima Güera recorre los pasillos, asegurándose que todo vaya bien, cuida los detalles y está al pendiente. Cuida la receta de la familia y se asegura los clientes se vayan contentos.

Para haber conocido el menudo de La Güera, tuve que salir de mi colonia. Es camino por recorrer, pero, como dije al principio, bien vale la pena. El probar este menudo, me hizo cuestionarme todo lo que creía saber . Luego de esta experiencia, regreso con más curiosidad que nunca, a redescubrir tacos, tortas y tostadas. A no descansar, hasta encontrar más joyas como esta.

saludos y provecho.

Menuderia Y Desayunos La Güera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s