El Regreso de Jitomate

Ok, antes de que empiezen los reclamos… efectivamente hace rato que no actualizo el blog. Las últimas semanas han sido intensas en el trabajo que de-hecho paga las comidas de las cuales escribo, por lo que tiene primera prioridad.  Quería regresar con una serie de pensamientos que he tenido en esta “larga” ausencia.

Después de mi último post donde hablé de la deliciosa Birrieria Aceves y mi penúltimo post donde hablé del De Santos me quedé pensando en la diferencia en la comida etre ambos lugares. La birria, localizada en el mercado, deliciosa, y De Santos con una increible inversión e infraestructura, pero cuyos platillos no me parecen espectaculares. ¿Será que no tengo un paladar lo suficientemente refinado para apreciar “buena” comida? ¿será que la comida cara es más difícil de preparar? o acaso estoy polarizado por la actitud fresa-nefasta de algunos establecimientos? Nada de eso….

Atun y Birria

La comida es algo que ha evolucionado junto con la humanidad. Hay cientos de factores que influyen y modelan la comida de los pueblos, va de la mano con su historia, su lugar geográfico, su estrato social. Tiene ciclos y vida propia. La comida nace, crece, se reproduce y en algunos casos incluso muere. Tiene su tiempo. Estos platillos llevan esa historia cargada en su sabor, se saborea y se deja probar, de donde viene y a donde va. Habrá gente visionaria que tiene la capacidad de descubrir hacia donde van los paladres del mundo, yo no, yo me limito a disfrutar lo que siglos de historia han preparado para nosotros.

Menudo, Guadalajara
Menudo

Un menudo, puede parecer sencillo, sin embargo, es el resultado de años de insignificantes modificaciones. Su elaboración se ha ido perfeccionando por años hasta llegar a su estado actual ! La llamada comida “típica, tradicional o folklórica” es por consecuencia, la comida más compleja, la comida que ha sobrevivido a años de pruebas sociales, los platos que un pueblo ha elegido para que transmitan su legado. Han superado la prueba del tiempo. Un tamal, por simple que nos pueda parecer, es parte de la dieta de México desde tiempos de los aztecas, es en realidad tan sorprendente que su sabor sea más complejo, robusto y profundo que el de un platillo que inventó un chef hace unos meses como especial de la semana ?

Comidas y Bebidas de la historia, sería otro nombre apropiado para este blog. Por eso, veremos una tendencia similar en mis notas… Un plato con historia, con personalidad y con tradición, es un plato que le da vida a mi paladar y me enseña una lección. Aprendo al saborearlo. Mientras que las clases más acomodadas llevan siglos deleitandose con los sabores “fáciles” como cortes finos de res o aves exóticas como patos, el pueblo, la clase trabajadora es quien tuvo que ingeniárselas para crear, para inventar y perfeccionar… así llegamos a la feijoada brasileña, el arroz con pollo del caribe, boeuf bourguignon francés, los fideos mián asiáticos, la birria etc. Todos platillos “tradicionales”  llenos de historia, sabor y cultura. Platos que en conjunto llevan siglos creciendo.

Me disculparán sin platillo preparado en 5 minutos y sobre-arreglado en un plato minimalista con salsas no me causa la misma impresión gastronómica que un platillo que tomó 8 o 10 horas en prepararse y 1 minuto en servirse. Ambos pueden ser ricos, pero la diferencia radica en su personalidad.  Esta historia es la que, sin darme cuenta, he tratado de capturar, con o sin éxito en este blog. Esa es la historia que trataré de pasar en fotos, videos descripciones y anécdotas pues, en mi mente es la que le da el sabor a la vida … lo demás sigue en proceso, creciendo y evolucionando hasta convertirse en su propia historia…. historia que sólo el tiempo dará.

Provecho….

2 comentarios en “El Regreso de Jitomate

  1. Maria

    Estimadisimo pfrulas:
    Soy una fan de tu blog y por lo tanto estaba un poco consternada por el retrazo en la actualizacion del mismo, ahora que ya se el porque del retraso lo entiendo. Estoy de acuerdo en que los platos tradicionales tienen su historia y personalidad, pero eso no quiere decir que los platos “minimalistas” no tengan tambien su personalidad, puede que carezcan de historial, pero ello no les resta algunas veces un gran sabor que es una delicia para el paladar, por ejemplo, unas pechugas en choutney de cilantro o de tamarindo, realmente son muy diferentes los platillos tradicionales a los modernistas pero ambos tienen su encanto. Con cariño. Maria

    1. Estoy de acuerdo en que cada plato tiene su encanto. Incluso acepto que hay platillos nuevos espectaculares y de los cuales ya platicaré en algún momento. En esta ocasión, a lo que iba, es que muchas veces por estar en un lugar “fashion+nuevo+caro” estamos esperando que los platillos que nos sirvan sean ingeniosos, elegantes y deliciosos. Juzgamos al libro, por su cubierta. En lo personal, me gusta ver más allá del lugar, de la presentación y disfrutar lo que el platillo me inspira. No estoy en lo absoluto peleado con lo nuevo, simplemente no estoy dispuesto a dejar que me vendan “espejitos gastronómicos” teniendo una herencia culinaria tan espectacular !

      Saludos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s