El Arte de elegir un puesto para comer… 1

Fue  después del relato de «Desayuno en Puesto» que decidí escribir esta nota. Para estar todos en contexto, un grupo de amigos me pidió elegir un lugar para desayunar en una zona de restaurantes y taquerías desconocidas. Fue ahí donde, haciendo uso de años de experiencia, elegí, de entre el montón, un par de puestos que resultaron ser unos ganadores.

En retrospectiva, a los afortunados comensales de esa ocasión, puede haberles parecido que actuaba en base a la suerte. Pudieron incluso llegar a pensar que la decisión fue al azar y el éxito del desayuno, no más que una afortunada coincidencia. Fenómeno que sufrimos en repetidas ocasiones cuando vemos a Pelé o Michael Jordan hacer suertes complejas, que por su habilidad innata hacen parecer sencillas. Seguir leyendo «El Arte de elegir un puesto para comer… 1»